El color de la sed, Los hombres de verdad no lloran y 11D. Una mañana de invierno, las obras con mayor número de distinciones

La figura femenina en el mundo del cine, la gran protagonista de la ceremonia

Zaragoza, 30 de junio de 2018. La igualdad ha sido la protagonista en la VII edición de los Premios Simón. Por un lado, la entrega de galardones, muy repartidos, no ha dejado en esta ocasión un claro vencedor. Por otro, la reivindicación de la figura femenina en el mundo del cine como claro mensaje de la gala.

La sala Mozart del Auditorio de Zaragoza ha servido, por tercer año consecutivo, como decorado de lujo para la fiesta del cine aragonés. La ceremonia, conducida por la actriz Amor Pérez, ha contado con un equipo técnico y artístico compuesto casi exclusivamente por mujeres. Bajo la dirección de Blanca Resano y con guion de Susana Martínez, Pérez ha incidido en el papel pasado, presente y futuro de la mujer en un medio, el cinematográfico, en el que el 74% de los cargos de responsabilidad en la industria nacional son desempeñados por hombres. Como ya ocurriera en la pasada gala de los Goya, los abanicos rojos han hecho acto de presencia y el lema #nosotrassomoscine se ha escuchado más alto y claro que nunca. “No somos mujercitas, ni criadas y señoras. Somos la voz dormida que despierta” ha sido el grito reivindicativo que se ha oído en el escenario.

Sobre un escenario engalanado con seis magníficos trajes extraídos de la muestra  “Sastrería Cornejo. Vistiendo el cine”, que puede verse en el Museo de Zaragoza hasta el 8 de julio, (y que procedían de las películas Anna Karenina, El perro del hortelano, Ágora, El rey pasmado, Medianoche en París y La niña de tus ojos), el público ha podido disfrutar de tres microescenas teatrales a cargo de Nuria Herreros, Amparo Luberto, Luisa Peralta, Ana Marín, Ana Pérez de Saracho, Carmen Marín, Silvia García y Jacobo Castanera.

En cuanto a los premiados, El color de la sed, con tres galardones, Los hombres de verdad no lloran y 11D. Una mañana de invierno, ambas con dos, han sido las producciones con mayor número de distinciones. Los jóvenes Lucas Castán (mejor cortometraje y mejor guion) y Gala Gracia (mejor dirección) se unen a la cada vez más larga lista de talentosos realizadores aragoneses con dos producciones que han viajado por festivales de todo el mundo cosechando un gran éxito. Las victorias de Daniel Vergara en fotografía y Estela Rasal en producción, han redondeado el resultado conseguido por El color de la sed. Las producciones de Factoría Plural 11D. Una mañana de invierno (mejor montaje y mejor vestuario) y Grupo 2 Homicidios (mejor interpretación para Carmen Gutiérrez) y el premio al mejor maquillaje y peluquería (dentro de la denominada “Categoría Especial”) para Ana Bruned por Las pesadillas de Cajal han completado el palmarés.

María José Moreno, quien ya recibiera el Simón de Honor 2017 (precisamente a manos de Gabriel Latorre), y Maite Ruiz de Austri Villan, vocal de la Junta Directiva de la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas de España, han entregado el Simón de Honor 2018 a Gabriel Latorre. El veterano actor zaragozano ha estado a las órdenes de realizadores de la talla de Colomo, Aranda, Almodóvar, Berlanga, Gilliam o los hermanos Trueba. Latorre recibe así un merecido homenaje a casi cuatro décadas de profesión en las que ha trabajado en cine, teatro, radio, doblaje y televisión. Precisamente, uno de sus últimos papeles ha sido el del inspector Ramón Echeverría en la serie Grupo 2 Homicidios, producción que partía con diez nominaciones en los Premios Simón de este año 2018. Latorre, “secundario imprescindible” como ha sido definido por su compañera de profesión María José Moreno, ha reconocido que “ser profeta en tu tierra es muy difícil”, por lo que ha pedido a los presentes “hacer patria entre todo y levantar esto”.

A la gala de los premios han acudido personalidades de distintos ámbito de la cultura y política aragonesa, como Fernando Rivarés, consejero de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Mayte Pérez, consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Moisés Rodríguez, subdirector del Canal 24 Horas de TVE, Aurora Lago, vicepresidenta de la Asociación de Productores Independientes Audiovisuales de Aragón, Ramón Lasaosa, presidente de la Fundación Festival Internacional de Cine de Huesca, Oscar Monzón, merecedor de un premio técnico de la Academia de Hollywood, Javier Hernández, decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de San Jorge o Humberto Cornejo, de la Sastrería Cornejo. Entre los asistentes ha estado, como no podía ser de otra manera, la embajadora del cine aragonés 2018, Gemma Cuervo, veterana luchadora por la cultura y el papel de la mujer, quien ha recibido una sonora ovación y se ha mostrado muy agradecida y feliz por tan caluroso recibimiento.

El listado completo de los ganadores de la VII edición de los Premios Simón es el siguiente:

    • Mejor cortometraje: Los hombres de verdad no lloran, de Lucas Castán
    • Mejor documental: Buscando a Djeneba, de José Manuel Herraiz
    • Mejor dirección: Gala Gracia, por El color de la sed
    • Mejor fotografía: Daniel Vergara, por El color de la sed
    • Mejor producción: Estela Rasal, por El color de la sed
    • Mejor interpretación: Carmen Gutiérrez, por Grupo 2 Homicidios (capítulo 5 “El crimen de la pensión”)
    • Mejor guion: Lucas Castán, por Los hombres de verdad no lloran
    • Mejor montaje: Antonio Hurtado, por 11D. Una mañana de invierno (parte documental)
    • Mejor vestuario: Ana Sanagustín, por 11D. Una mañana de invierno
    • Categoría especial: Ana Bruned, por maquillaje y peluquería de Las pesadillas de Cajal

 

 

La Academia ha querido mirar al pasado a través del In memoriam, recordando emotivamente al realizador televisivo Alfredo Castellón, al cineasta Juan Luis Buñuel (hijo del gran Luis Buñuel), a la actriz y cofundadora del Teatro de la Ribera Pilar Laveaga, al fundador de la “Tertulia Perdiguer” Ramón Perdiguer, al actor turolense Santiago Meléndez y a la joven directora Alba Zarzuela.

También ha lanzado un vistazo al futuro, al “cine aragonés que viene”. Miau, de Ignacio Estaregui, The rise of the synths, de Iván Castell, La marca, de Natalia Gomara, 1200 almas, de Pablo Aragües o La tierra muerta, de Sergio Duce, son solo algunos de los trabajos que podremos ver próximamente.

Los VII Premios Simón, organizados por la Academia del Cine Aragonés, han sido posibles gracias al patrocinio del Gobierno de Aragón, los Ayuntamientos de Zaragoza, Huesca y Teruel, Aragón TV, Sindicato de Actores y Actrices de Aragón, Universidad San Jorge, Filmoteca de Zaragoza, Museo de Zaragoza, Ambar, Atmósfera Eventos, Cebado y Asociación de Comerciantes Don Jaime. Imprescindible ha sido la colaboración de Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, Hotel Boston, Paloma Moda, Boogaloo, Programatica, Cineteca de Madrid, Froggies, Orga Sastrería, Perifollo, Domino´s Pizza, SCM Moda y Complementos, Tacatuca, Skandalo Deluxe, Teatro Principal, Lauda Boutique, Lanoa Novias, Tarantina, Frecuencia 100, Paseos en Limusina, Waleska Moda, Girasol, Asociación Aragonesa de Vehículos Históricos, Escuela de Cine Un Perro Andaluz, Nenellas y Bgb.    

Facebook
Twitter
Instagram
Google+
YouTube
RSS